Parampara es el conocimiento en su forma más valiosa que transmite el enseñante a su alumno. Es una palabra que deriva del sánscrito y que hace referencia al traspaso de conocimientos de manera directa y por medio de la experiencia práctica. Es la base de un linaje, en el cual el alumno y su profesor crean un vínculo, y ese vínculo forma parte de una cadena de aprendizajes.

El verdadero saber se recibe luego de mucho tiempo de que un profesor haya hecho su experiencia y, que a la vez, siga siendo alumno.

El conocimiento crece con el amor y el respeto mutuo, entre estudiante y profesor, cultivando una relación en expansión. La premisa de este último será enseñar, con la misma dedicación, aquello que fue aprendido de su maestro.

Una de las bases del parampara es la presencia. Presencia significa estar alineado fisica, mental y emocionalmente. Estar en el aquí y ahora; con dedicación, es decir, ir paso a paso, con constancia y humildad, por el camino del autoconocimiento.